lunes, 15 de diciembre de 2014

Jabón hidratante de leche de cabra, avena y miel


Este jabón es un jabón hidratante, fácil y rápido de elaborar. Es un jabón elaborado con técnica melt & pour, para aquellos que no han elaborado nunca jabón o que aún no se animan con la técnica de saponificación en frío.  Partimos de unos gramos de jabón base de glicerina blanco.
Su aroma es delicioso y sus propiedades hidratan, calman, hacen de exfoliante y emolientes. La miel es cicatrizante, calmante y regeneradora. El aceite esencial de ylang ylang es afrodisíaco, tiene propiedades anti-age, estimulantes y tonificantes. Actúa contra la depresión y la fatiga. La leche es hidratante, suaviza, calma y nutre.

  •  Para elaborar este jabón necesitarás:
  • 120 g de jabón base de glicerina cortado en cubitos.
  • 3 cucharaditas de leche cabra en polvo (puedes utilizar de vaca)
  • 2 cucharaditas de avena en copos
  • 1 cucharadita de miel
  • 10 gotas de aceite esencial de ylang ylang
Si quieres un producto al mejor estilo Cleopatra, puedes cambiar la leche en polvo de cabra, por leche liofilizada de burra, pero es algo más dificultoso de conseguir, también algo mas costosa y solo las venden las tiendas especializadas en cosmética. Pero para ahorrarte tiempo y dinero puedes utilizar leche liofilizada (en polvo) de vaca, que brindará las mismas propiedades hidratantes y nutritivas. 
También puedes cambiar el aceite esencial de ylang ylang por el de lavanda u otro que quieras aprovechar sus propiedades. 
Y aquí las variantes:
Que tal si remplazamos la avena por otros exfoliantes y logramos hacer una bella variedad de jaboncitos para regalar estas fiestas? 
La avena puede ser en hojuelas o triturada, molida fina o tostada, todas harán de buen exfoliante y son fáciles de conseguir. Si quieres probar otros exfoliantes naturales puedes experimentar con los siguientes y agregarlos en la misma cantidad o menos. Algunos son mas o menos abrasivos que otros pero todos permitidos en cosmética natural por ser sanos, no contaminar el medio ambiente y biodegradables. 
En la siguiente lista puedes elegir alguno o combinar varios de los agentes exfoliantes naturales. Cuando me refiero a polvo, no hablo de una especie de talco, en realidad es la semilla o fruto triturado bien finito, que al tacto se puede percibir su textura, no mayor a sal fina. También lo puedes hacer tú con un molinillo de café.
  • polvo de cáscara de nuez
  • polvo de bambú
  • semillas de fresa
  • polvo de rosa mosqueta
  • semillas de amapola
  • polvo de hueso de oliva
  • polvo de ananá
  • polvo de piña
  • polvo de escaramujo
  • arcillas 
  • polvo de arroz
  • canela
  • enebrina en polvo
  • hojas de té trituradas (lo que viene dentro de un saquito)
  • hojas de olivo trituradas
De esta manera, cambiando algo los ingredientes tendrás variedad de jabones con aspecto y colores diversos. Espero que disfrutes del vídeo y aprovecha a elaborarlos como opción de regalo para estas fiestas!
Saludos y hasta pronto.

10 comentarios:

  1. Chela, acabo de descubrir tu blog, me encanta. Gracias por compartir tus conocimientos. Una pregunta, el jabón al que echaremos cualquier exfoliante que mencionas es apto para lavarse con él a diario? Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola , puedes utilizar tu jabón exfoliante en el cuerpo dos o tres veces a la semana. En el rostro una vez a la semana y si es arcilla dos o tres veces. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Chela! me encantan tus jabones. Una preguntita, que se le podría agregar al jabón de avena, leche y miel para conservarlo por más tiempo. Me da cosa que los ingredientes se echen a perder. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Hola cursos presenciales en barcelona. En fechas

    ResponderEliminar
  5. hola que tal una pregunta como conveservo este jabon por mas tiempo?? Los elementos del jabon no se echan a perder??

    ResponderEliminar
  6. Chela te haho una consulta,porque el jabon con los dias se hunde? Como se lo puede mantener en la forma inicial?

    ResponderEliminar
  7. Hola Chela soy Niyén, me encanta tu blog! estoy muy entusiasmada por empezar a fabricar estos maravillosos jabones. Quería preguntarte si el aceite de coco al que te refieres es el comestible que viene en estado sólido, se que se usa para otras cosas del cuidado personal. Y también preguntarte si es lo mismo la soda cáustica en polvo ya que aquí no consigo en perlas o escamas. Gracias y saludos desde Bariloche, Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Niyén, gracias! si, puedes utilizar el aceite de coco comestible. La soda cáustica en polvo no la conozco, debe ser peligrosa manipularla, cuidado. Si la sosa es del 99% o 98% pura, utilizala, el jabón saldrá bien. Saludos!

      Eliminar
  8. Hola Chela!! Hace dos semanas empecé a hacer jabones, pero tal como vos lo decís, no me animo a saponificar en frío, por lo tanto, compro panes de glicerina y de jabón de coco y ahí ando. Como molde utilizo el acetato o láminas de tapas de cuadernillos, pero se me pegan un poco. Me dijeron que pruebe con vaselina líquida o rociarlo con alcohol. Qué me sugerís? Claudia, de Rosario - Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clau, que bueno quq comenzaste a hacer jabón...genial!!!! es muy raro que el jabón se pegue en acetato, pero puedes untar con poquitísima vaselina y no se pagará. Saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...